Sábado 25 de noviembre de 2017

Discurso Día del Maestro

8 septiembre, 2017 | Amapola, Primaria 2017

Compartimos el discurso de la Directora Patricia Suárez en el acto conmemorativo del 11 de septiembre:

 

Carta a Don Domingo Faustino Sarmiento:

Que figura polémica de nuestra historia ha sido, provocó las más variadas opiniones, que oscilan entre el hombre civilizador y progresista, al violento, y mediocre. Sin embargo, lo injusto sería desconocer que no hubo un solo Sarmiento, y que si lo hubo, fue porque UD. mismo concentró en su personalidad una variada gama de facetas: Fogoso, agresivo, vehemente en su juventud; y más sereno, reflexivo, autocrítico en su madurez. Ud. nos legó un Sarmiento para las escuelas, otro para las apoteosis oficiales, otro para la su escritura en enorme cantidad de escritos y libros y otro para la polémica. Es necesario reconocerlo, entonces con sus virtudes y defectos, con aciertos y errores, es decir, un Sarmiento vivo, total y para todos. Este es el Sarmiento que debemos evocar cada 11 de Setiembre. No es difícil registrar que ha tenido una claridad conceptual y una visión sobre la importancia de la educación como pocos en su tiempo. UD. DIJO: “Si la educación no prepara a las venideras generaciones para la adaptación de los medios de trabajo, el resultado será la pobreza (…) en medio del desenvolvimiento de las otras naciones” pensamiento de notable actualidad. Sus convicciones ratificaban la importancia de la enseñanza y la educación de los hijos. Sin embargo su mayor valor radicó en que sus ideas se tradujeron en acciones concretas a favor de la educación. También, le reconocemos, Don Domingo, que bajo su temple de seductor, y tal vez desde ese lugar, le confirió un especial espacio a las mujeres, cuando auguró su inclusión en las universidades. Y favoreció su participación social ya que siendo gobernador de San Juan estableció que las mujeres participarán en las elecciones municipales de 1864, aunque de esto poco se supo. Ud. fue un hombre criticado y amado en su tiempo y hoy, también. Sin embargo hay algo muy noble en su vida: pertenece a la generación de los austeros, valor que ponderamos y se ve poco en estos tiempos. Pasa a la inmortalidad un 11 de septiembre de 1888 y sus restos fueron inhumados en Buenos Aires el 21 de septiembre; al despedirlos, Carlos Pellegrini que en ese tiempo era vicepresidente, y sintetizó el sentir general proclamándolo… “el cerebro más poderoso que haya producido América”. Tal vez hoy, que lo recordamos entre tantas de sus citas, Ud. nos pregunte acerca de la Educación… Sepa Don Domingo que de Ud. seguimos hablando, y que es un hecho indudable que la Educación que Ud. requería siempre está en nuestra discusión, se hará bien, a veces mal, sin embargo, se nos cruzan tantas variables que es difícil pensar en términos de una sola infancia. Estamos comprometidos con la idea de que la Educación se podrá mejorar, y se deberá mejorar, y que es una responsabilidad de la sociedad toda. En un ejercicio de imaginación me encantaría, Don Domingo, que pudiese escuchar lo que Saramago, un pensador maravilloso de este tiempo nos dijo a un grupo de Directores la vez que vino a Buenos Aires, momento en el que tuve la suerte de estar. “Uds. se equivocan al tener un Ministerio de Educación PORQUE CUANDO UNO VE A UN NIÑO EDUCADO , MIRA POR SOBRE SU HOMBRO QUIENES SON SUS PADRES. Y SOLO AL VER CUANTO SABE, PREGUNTA POR LA ESCUELA. …SU MINISTERIO DEBERIA LLAMARSE DE INSTRUCCIÓN…” Interesante reflexión, ¿verdad? Educación e Instrucción, pues irán de la mano en una sociedad que aliente a defender sus derechos, cumplir responsablemente sus deberes y esperar un destino cada día mejor. Estamos en el camino, Don Domingo, con tropiezos, con anhelos. Pero, por suerte…..en el camino y caminando.

MUCHAS GRACIAS